Tipos de llanto

Cuando un bebé nace, para que sus pulmones se llenen de aire por primera vez, comienza a llorar porque es la forma que la que tiene de abrir las vías respiratorias por sí mismo al dejar el útero materno y expulsar los restos de líquido amniótico que puede tener todavía tras el parto.

Desde ese momento, la única manera que conoce el bebé para comunicarse es a través del llanto, ya que es el método con el que puede expresar lo que siente de forma instintiva.

Los tipos de llanto de un bebé son variados y cada uno tiene una particularidad que lo diferencia de otro. Según el autor que se decida consultar, los tipos de llanto se pueden clasificar en distintos grupos, pero para hacer una explicación más sencilla, vamos a intentar reunirlos de tal forma que te sea fácil su identificación.

 

Funciones de los tipos llanto

Al usar el llanto como método de comunicación, diferentes estudios han demostrado la respuesta cerebral que los adultos experimentan al escuchar a un bebé llorar. En particular, las madres tienen un comportamiento cercano a la ansiedad o el estrés cuando los bebés lloran. El ritmo cardíaco se acelera y se segrega una cantidad mayor de sudor porque la temperatura corporal aumenta.

Gracias a esta manera de comunicación, los bebés hacen llegar lo que sienten, por eso es tan importante reconocer los tipos de llanto de un bebé para poder entender aquello que quiere y poder gestionar de la forma más eficaz posible.

topos de llanto

 

Clasificación de los tipos de llanto

Partiendo de la clasificación de los tipos de llanto presentada en el estudio clínico y empírico de Peter H. Wolff, los bebés expresen sus sentimientos con diferentes expresiones faciales y con diferentes intensidades y volumen en el llanto. Para poder hacer una clasificación más detallada, vamos a utilizar esta clasificación con especificaciones que te ayuden a entender mejor los tipos de llanto de un bebé.

1. Llanto básico:

Este es el llanto primitivo y sirve de base para expresar sus necesidades fisiológicas. Es un sonido siempre parecido y que se repite para expresar su malestar. Dentro de este grupo podemos encontrar:

    • Llanto por hambre: este llanto es fácil de identificar si se tiene un control de los horarios de comida del bebé. Expresa su incomodidad aumentando su intensidad y volumen en función del hambre que tenga si no la ve saciada. Un signo distintivo es ver si se lleva las manos a la boca porque necesita comer, siendo esta otra forma de expresión.
    • Llanto por sed: es un llanto prácticamente igual al de hambre, pero no suele coincidir con los horarios de comida. Ser consciente del tiempo que hace que el bebé no toma agua o si hace mucho calor o humedad en el ambiente puede ser el mejor indicativo para percibir que tiene sed.
    • Llanto por malestar: este se encuentra a medio camino entre el llanto básico y el llanto del enfado que veremos a continuación, ya que el bebé expresa su malestar corporal porque necesita que se le cambie el pañal, algo que le resulta muy molesto. Expresa su malestar, pero llega a su máxima intensidad de forma más rápida.

2. Llanto por enfado:

Es un llanto mucho más intenso que el anterior con un volumen más potente y de duración más larga. Suele aparecer cuando el bebé empieza a crecer y es consciente de su cuerpo, pero no sabe gestionar sus limitaciones tales como el colocarse erguido o gatear para conocer el entorno. Podemos incluir aquí también:

    • Llanto por berrinche o frustración: aquí el bebé fuerza en exceso sus cuerdas vocales para expresar su enfado de forma más contundente, pudiendo incluso dañárselas en el proceso. Es una explosión de gritos muy repentina y que puede conllevar que le falte el aire de la forma en la que lo expulsa.
    • Llanto por cansancio: este tipo de llanto se puede clasificar aquí dado que el bebé se frustra porque quiere dormir y es incapaz de conciliar el sueño, lo que le produce una frustración por no poder dormir. Conocer los ritmos de descanso del bebé hará que sea fácil de identificar, además de que es un llanto suave y con ritmo, acompañado de un movimiento de las manos hacia la cara.

3. Llanto por dolor:

Es un llanto muy intenso que aparece de forma repentina porque el bebé siente un malestar y lo expresa conforme lo siente. Es un grito y llanto muy explosivo fácil de identificar dada la “sorpresa” con la que aparece. No es tan intenso como el anterior ya que no es tan agudo ni estridente, pero surge de forma repentina sin necesidad de que el bebé esté haciendo nada en especial.

    • Llanto por cólico: es un llanto sin gemidos en el que la respiración es prolongada y en el que su abdomen se contrae o hincha como consecuencia del consumo de leche materna (y esto es lo que le produce el malestar). Ser consciente de esto tras las comidas ayudará a identificarlos, masajeando el abdomen del bebé o colocándolo boca abajo para que expulse el aire.

4. Llanto por llamar la atención:

Este tipo de llanto es muy característico porque no hay contención al llorar, sino sonidos con lágrimas fingidas para captar la atención de las personas de alrededor. Los bebés dependen totalmente de los padres y de su entorno para tener estímulos, por lo que necesita de atención para no estar aburrido o dejar de sentir soledad. Aquí podemos detectar:

    • Llanto por aburrimiento: es monótono sin subidas de tono, salvo ocasiones repentinas. Coger al bebé en brazos o jugando puede ser la forma más fácil para calmarse.
    • Llanto por sobreestimulación: se da porque el bebé recibe demasiados estímulos de su entorno, tales como que está con mucha gente durante un tiempo o que tiene música alrededor que le entretiene. Cuando se eliminan estos impulsos, el bebé se aburre y muestra su malestar.

 

tipos de llanto

 

¿Cómo calmar a un bebé?

Si necesitas calmar el llanto de un bebé y no sabes cómo, te recomendamos que te descargues BabyShhh!, una app creada para tranquilizar a un bebé nervioso.

Con una descarga totalmente gratuita podrás calmar el llanto de un bebé gracias al contenido musical que encontrarás en ello de una forma muy rápida.

BabyShhh! está disponible para la descarga en Android y en iOs, por lo que te recomendamos que entres a tu Play Store habitual y hagas uso de ella.

Ahorra tiempo y esfuerzo y haz la vida de tu bebé más fácil.

Descarga Android

Descarga iOS